Sistema de Protección de la Calidad de Transmisión de Datos en Redes de Cobre.

La técnica desarrollada por SEC-VAC y que actualmente comercializa

El Método PRECTIF (Protección por Relleno de Cables Telefónicos Instalados y en Funcionamiento) reemplaza al tradicional método de protección por aire presurizado que se utiliza universalmente en los cables troncales, a los efectos de preservarlos del ingreso de agua o humedad. Nosotros ideamos el reemplazo del aire por un líquido hidrófugo que rellena completamente el cable y sus empalmes. Por sola presencia y porque un líquido no es compresible, se logra así una protección de altísima confiabilidad. También como en los casos anteriores, su aplicación se realiza con el cable en funcionamiento sin interrupción alguna del servicio de abonados.

El sistema de presurización y el PRECTIF

La forma convencional en que los Operadores protegen los cables telefónicos multipares del ingreso de agua o humedad, es la presurización de los mismos con aire deshidratado.
La experiencia demuestra que este sistema falla frecuentemente y que los compresores requieren de un mantenimiento importante, como también los sistemas de supervisión por presostatos.
Este sistema tiene dos inconvenientes serios, el primero es la absoluta afinidad del aire con el agua, el aire se hidrata muy fácilmente. El segundo es que el aire, al ser un gas es compresible y por lo tanto, en caso de una avería en un empalme de un cable sumergido en una cámara anegada, se puede producir el ingreso de agua al mismo. Debe notarse que las rutas subterráneas de los cables troncales están por lo general anegadas.
En nuestro sistema PRECTIF se utiliza un líquido dieléctrico e hidrófugo para rellenar completamente el cable y sus empalmes, manteniendo desde un depósito de compensación en la Central una leve sobre presión. Como líquido es incompresible y por lo tanto su sola presencia impide el ingreso de agua o humedad al cable, brindando así una protección efectiva y absoluta cuyo costo de mantenimiento es prácticamente nulo.
El mencionado depósito de compensación se monitorea con un sensor de presión que transmite su estado vía internet a un centro remoto de tele supervisión.
Entre las ventajas del PRECTIF está la de permitir una intervención sobre el cable en cualquier empalme sin que se pierda la protección en el resto, a diferencia del sistema de presurización, donde cualquier apertura implica la despresurización general.
El PRECTIF es un sistema suficientemente probado en nuestro país desde hace muchos años. Varias Cooperativas Telefónicas en Argentina lo utilizan, donde la primera aplicación data de 1995. En los últimos años en varias centrales no asistidas de Telefónica de Argentina se instaló dicho sistema en los cables troncales.

Modalidad operativa del Método PRECTIF

Antes de su aplicación es necesario extraer la humedad residente en el mismo para que el cable alcance la mejor calidad de transmisión posible, esto es, se requiere previamente la aplicación de los dos métodos anteriores (DACTIF y RACT).
Mediante un equipamiento especialmente diseñado y construido por SEC-VAC se procede a la extracción del aire residente en el cable y la posterior inyección del producto de protección por cada uno de los puntos de acceso neumático que presenta el mismo (válvulas de empalmes, de bloqueos o válvulas sobre cubierta). El proceso se realiza en forma secuencial sobre cada válvula desde el final del cable y sus ramales hasta la Central.
Lo que primero se rellena son los empalmes y a partir de allí el cable ya queda protegido. El ingreso del producto de protección se hace cada vez más lento a medida que va ingresando y en término medio se completa el rellenado de un cable en unas cuatro semanas con los equipos que operan en forma autónoma y son tele supervisados.
El producto de protección es un derivado de petróleo, un polibuteno de alta estabilidad química como lo es el polietileno, absolutamente inocuo para el medio ambiente y las personas, y es normalmente producido en la mayoría de los países por la gran demanda que tiene como aditivo de aceites y como materia prima en la fabricación de adhesivos y de muchos otros productos. Se encuentra en todos los mercados y su costo es bajo ya que no supera los USD 3 por Kg.
Como se mencionó, el cable y sus empalmes quedan completamente rellenos y se establece una continuidad del fluido que permite, desde un depósito de compensación en la Central, supervisar las eventuales fugas de producto que puedan producirse por algún accidente. Como fue mencionado, en el caso que una avería produzca una fuga, la característica no compresible del líquido impedirá siempre la entrada de agua o humedad, y habrá suficiente tiempo para atender dicha eventualidad y reparar la avería.
El monitoreo de la presión del depósito de compensación se realiza con un equipamiento diseñado por SEC-VAC que se conecta a Internet, permitiendo así el control desde cualquier lugar.

Ver otros Desarrollos